Vito Dumas La leyenda continua
 
     Navegante Vito DUMAS   "La leyenda continua......."       
 
 

Mensajes Recibidos 2005

 

[ Mensajes de sus admiradores ]     [ 2003 ]     [ 2004 ]     [ 2005 ]     [ 2006 ]    [ 2007 ]    [ 2008 ]    [ 2009 ]

 
 

 


José Maria DI GIORGIO (Buenos Aires, Argentina) - (01/feb/2005)

Estimados nautas,

Quisiera conseguir el libro MIs Viajes del Gran Vito, es el único que me falta, sabrían decirme si es posible conseguirlo y donde. 

Atte.

José Maria Di Giorgio


Dr. Roberto SBAIS (San Luis, Argentina) - (12/mar/2005)

Muy estimado Sr. Bertolino:

Me resulta muy extraño todo esto, pero a veces no hay que indagar tanto en como se dan ciertas cuestiones, y proceder sin más. Poco tiempo hace, en que alguien, por supuesto una persona mayor, hablando de no se qué cosa, hace un comentario como al pasar:"y fulano quedó meses dando bandazos...como Vito Dumas". Ese dicho me electrizó al instante, y me encontré de pronto recordando a mi inolvidable padre cuando quería referirse a alguien que quedaba solo por mucho tiempo, por alguna circunstancia, o algún tipo de grandes agallas, decir admirado:"¡igual que Vito Dumas!", y yo preguntando como niño que era:"papá, cómo hizo lo que hizo Vito Dumas?.

Tengo casi 58 años, soy Médico de Niños, y Vito es una sombra que me persigue desde hace años, porque siempre me he preguntado cómo fue posible que en este país haya nacido y vivido -no digo muerto porque nunca morirá - un héroe mitológico, digno de sentarse a la mesa de esos dioses todopoderosos que habitaron el Olimpo, capaces de las más prodigiosas hazañas, allá en la antigua Grecia. No sé realmente si mi percepción es equivocada, pero un hombre que acomete semejante (y Homérico desafío) como es el de dar la vuelta al mundo, en un débil barquichuelo, sin motor, sin radio, sin ninguno de los adelantos tecnológicos actuales, y por sobre todo -Quijote de Quijotes -sólo empujado por una convicción inexpugnable en su propia fortaleza y templanza para afrontar lo indecible, en medio de la locura del mundo que se desangraba sin piedad, y que podría (cómo no), haberlo afectado, quien dice si no se cruzó con barcos o aviones de guerra que podrían haberlo ametrallado sin más ni más.

Todo esto me autoriza a decirle, que , salvo nuestro Gral. San Martín que no se amilanó ante el macizo andino, para realizar sus sueño de libertad, o el "Che Guevara, sorprendiendo al mundo con la decisión estoica de morir por una idea, cueste lo que cueste, no encuentro otro ejemplo de tamaño arrojo y entereza como nuestro máximo héroe náutico, dotado de las más excelsas virtudes de los nobles de espíritu, como cuando le escribe - creo que a su amigo Vigil: "la juventud de América está necesitada de ejemplos".

En suma, Sr. Bertolino, mi propuesta es concretamente, que es nuestra obligación sacar del anonimato, especialmente respecto a las generaciones actuales, a nuestro "campeón",( como decían de los triunfadores en las justas de caballería medievales) y por ello me parece que sería bueno ponerse a pensar si no sería posible, ahora que la industria cinematográfica nacional a cobrado tanto brío, llevarlo a la pantalla, y hasta he soñado un título para la película..."El hijo de Poseidón"...le gusta?

A la espera de algún comentario de su parte respecto a estas líneas, me despido de Ud. con el mayor afecto

Dr. Roberto Sbais


Martín PETRUCCI (Buenos Aires, Argentina) - (15/abr/2005)

HOLA. DESEARÍA COMPRAR LA COLECCIÓN DE LIBROS DE VITO DUMAS, SOLO TENGO 40 BRAMADORES, LOS DEMÁS SE ME HACE IMPOSIBLE CONSEGUIRLOS. USTEDES PODRÍAN AYUDARME O DECIRME DONDE PUEDO ENCONTRARLOS?

MUCHAS GRACIAS

MARTÍN


Daniel CERETTI (Canadá) - (18/abr/2005)

Sr.:

Recién encuentro este sitio en int., y les escribo ahora mismo, porque hace anos Vito Dumas y "los cuarenta bramadores", me sirvieron   para "navegar" mentalmente y me ayudaron  a superar a mis problemas. Creo haber leído ese libro unas 30 veces.

Como mendocino, mi contacto con la vela fue al menos "extraña":   navegue mucho en un lago de Mendoza y poco a poco fui creciendo en tamaño de barco, hasta que pude comprar un Láser (de Frers), y lo llevaba en trailer todos los eneros a Bs. As. (el velero mas rápido quizás: 100 Kms por hora, en ruta).

Llegamos con mi esposa e hijo mayor hasta Punta del Este (que tal?).

Tal vez puedan indicarme como comprar (vivo en Canadá) el libro en castellano, si no es molestia. 

Desde ya les agradezco y los saludo cordialmente.

Daniel Ceretti


Germán Diograzia  (Mar del Plata - Argentina) - (7/may/2005)

 

Plegaria del Marino

Los marinos a veces, en la incertidumbre de sus largas singladuras, necesitan del canto, para que flote en el viento, y temple sus días, mientras sus naves se pierden en la inmensidad líquida, impulsadas siempre hacia la nada, hacia otro eterno horizonte.
Busqué en el espacio infinito del mar, la línea recta a la que nunca se llega.
El viento en la cara, los cabos nudosos endureciendo la piel y la sal de la mañana brillando en la cubierta desteñida de los días.
Encontré tierras extrañas, con hombres umbríos, sin más sueños que el próximo día.
Con dioses de pura piedra y ciegos ojos.
Escuché sus lamentos, oí el rumor de sus gritos a la nada y el patético silencio de sus santos.
Asistí absorto a sus esperanzas insensatas, A sus sueños de vida en la muerte y sus dioses callaron lo que no podían dar.
Y mientras aún soñaba con el mar y con timones dóciles en mis manos, comprendí la verdad, el espanto, la risa de los reyes en sus tronos democráticos.
Entonces, una noche en que la luna gris se asomo indecisa sobre los oscuros y altos edificios, supe que mi lugar no estaba allí, si no allá.
Y partí buscando la simple verdad de paz y tormentas, de agua y soles.
Sin más deseo que el viento y con la única sed de cielos y estrellas.
Una mañana de frió invierno dejé atrás a los hombres, Huí montado en las ásperas olas de julio, hacia el cálido norte.
Al horizonte eterno que marca el fin inexorable de nuestros sueños.
Hacia la vida que no es otra cosa (libre de dioses y tiranos)
que la sucesión de días multitudinarios de gaviotas y delfines.
Ahora los vientos acarician las velas, mientras mi manos marineras me llevan ,firmes al timón, hacia todas las estrellas que puedo ver.
Hacia tantos amaneceres como queden, hacia tantas noches en que sueñe con otros días luminosos, mientras la ola, en su juego de amor golpee con delicadeza mi nave blanca, como un tambor cuyo sonido surja de los profundos abismos,
a los que un día partiré, entonces para siempre y no habrá en ése tiempo falsos dioses de piedra, ni lapidas para mi nombre, solo la ola inmensa
cubriendo la exhausta y atribulada historia de los hombres.
Hombres engañados por otros hombres perversos.
Las jarcias silban el canto eterno de las sirenas y entonces soy feliz

Germán Diograzia
www.elportaldelosbarcos.com

 


 

Ricardo CUFRE  (Islas Canarias, España) - (16/jun/2005)

Buenas tardes.

Desconocía la existencia de la página hasta recién, y hasta donde he visto me parece que cumple con sus objetivos.

Me permito sugerir respetuosamente que verifiquen lo siguiente:

En el link que nos muestra el LEHG hay 3 fotos.

La del centro, esta sacada del libro "Solo rumbo a la cruz del Sur". Corresponde  nombrar la fuente.
La derecha, la saque yo en el museo de Luján, en 1993/4 No importa en absoluto que no nombren la fuente.


La izquierda, NO ES EL LEHG , sino el dos. Una foto MUY retocada, aparentemente saliendo de Río. El uno nunca estuvo en Río, y además la altura de la carroza no corresponde (verifíquenla con la foto central y la derecha). El LEHG  era un 8 metros internacional. NUNCA podía tener esa altura de carroza.  Por otra parte, es clásico que Vito usara una lona sobre la carroza del dos, tal como aparece en la foto que sugiero verificar.

Cordialmente ,
Ricardo Cufré.


Luis Nin Estévez  (Montevideo, Uruguay) - (18/jun/2005)

Hola Jorge

Te mando algunas fotos de Arcachon que saque el año pasado (te las había mandado, pero capaz que te parecieron carentes de interés... si fue así, solo bórralas).
Saludos y adelante con tus proyectos siempre apasionantes
Luis


>> Ver más en Arcachón, milla cero


El Castor (Vicente López, Argentina) - (15/ago/2005)

La verdad es que no tenia ni idea quien era Vito Dumas, solo conocía su nombre porque muchas veces al pasar por la costanera de Vicente López leía su nombre en un pequeño monumento.

Lo que mas me llamaba la atención es que decía: "El navegante Solitario". Cada vez que lo leía me imaginaba yo en lugar de ese "Navegante Solitario", hasta que el otro día me propuse averiguar quien fue Vito Dumas.

Gracias a este Sitio pude enterarme de las HAZAÑAS que Vito logró !!!! Ahora me gustaría leer alguno de sus Libros. Saludos


Marktel MANFRED (Italia) - (15/ago/2005)

cari amici,
sono un grandissimo ammiratore di Vito, eras uno, dei tre grandi navigatori e tengo i libri sempre con me nella biblioteca di bordo.
anche io navigo da 30'anni, oggi è ben diverso di come era a quell'epoca, e devo dire che sono contento che i tempi sono cambiati, altrimenti...povero me. ho fatto anche io 6 traversate dell'atlantico, in 32 anni di navigazione quasi 100.000 miglia, sempre in solitario. l'anno scorso, partendo da Savona (Italia) sono arrivato a Salvador de Bahia in Brasile, poi sono rientrato e ho lasciato a giugno di quest anno la barca a Madeira. riparto da la il 20 di agosto per il Brasile e proseguo verso Cape Town in Sud Africa. dopo, non lo so ancora, mi piacerebbe, e probabilmente lo farò, seguire le rotta di vito.
da 6 anni sono in pensione, e seguo i sogni nati in gioventù.
la mia barca, 11 metri in acciaio con chiglia lunga e armata a cutter. sarei felice di ottenere qualche vostra notizia
Manfred


Oscar Gustavo LARTIGUE  (Zarate, Argentina) - (27/sep/2005)

Entiendo que este sitio es oportunisimo. Mi padre conoció a Vito en 1963. Éste le obsequió un ejemplar de " Los Cuarenta Bramadores ". Comencé a leerlo a los doce años. Cuento ahora con 44, y lo leí 37 veces.
Me resultó un verdadero ejemplo de vida. Alguien que podría ser fundamental en estos tiempos lamentables que vivimos

Oscar Gustavo Lartigue


Marktel MANFRED (Italia) - (22/oct/2005)

ciao Jorge,
sei organizzato molto bene, e ero contento di vedere un sito tanto bello.
che cosa fai? navighi anche tu? come avrai visto, io passo da quando sono in pensione più del 60% del tempo in mare, leggo, sogno, e scrivo.
ho già pubblicato 3 libri di viaggio, ma ho un sogno nascosto che spero di realizzare entro un paio di anni, vorrei scrivere un libro.........lungo la rotta di Vito....e proprio per questo parto fra pochi giorni da Madeira verso il Brasile e Sud Africa, dopo devo ancora vedere, attraversare l'atlantico nella zona degli alisei è una cosa abbastanza facile, andare dal Sud africa in New Zeeland è ben diverso, e non sono un giovanotto come lo era Vito, ho già più di 60 anni.
vedrò in seguito.
per adesso ti saluto, e se riesci, restiamo in contatto
a presto

Marktel Manfred

...peccato, non riesco scrivere in
spagnolo, lo leggo bene, ma il resto??? se desideri ti potrei scrivere
in inglese o anche tedesco, come preferisci


Guillermo LLUSA (Buenos Aires, Argentina) - (10/nov/2005)

Mucho gusto,

Mi nombre es Guillermo Llusá y quería felicitarle por el sitio "Vito Dumas, la leyenda continúa", soy un apasionado de la náutica y admirador de la trayectoria del gran Vito, y creo que el contenido de su sitio es excelente y muy completo.

Soy el webmaster de el sitio "Diccionario Náutico" (
http://www.diccionario-nautico.com.ar). Incluí un vínculo a su sitio desde el mío, que es, creo, el primer diccionario náutico verdaderamente hipertextual en castellano. Si lo ve y le gusta, le agradecería mucho que también incluyera un vínculo a mi sitio desde el suyo.

Un saludo y nuevamente felicitaciones!

Guillermo


Capitán Rafael SIMO (Buenos Aires, Argentina) - (30/nov/2005)

De acuerdo a lo solicitado por Ud. envié copia del óleo

que pintó Vito Dumas, Cabo de Hornos con un viento estimado fuerza 4 y con un mar 5.

Con el navegante nos veíamos todos los fines de semana en el club San Isidro, yo tenía un velero Parodi donde en muchas oportunidades tomábamos un café o un vino .

Dumas pasaba económicamente un momento muy difícil y no podía ubicar su libro "Los cuarenta  bramadores"

Yo le pedí 100 ejemplares y se los vendí entre mi grupo de amigos.

Su alegría fue inmensa y en un día muy lindo donde supimos compartir con nuestro común amigo Manuel Campo tuvo la deferencia de obsequiarme la pintura

que conservo con el mayor afecto.

Lo saludo a Ud. atte.

Cap.Rafael Simo

 

 
 

[ Mensajes de sus admiradores ]     [ 2003 ]     [ 2004 ]     [ 2005 ]     [ 2006 ]    [ 2007 ]    [ 2008 ]    [ 2009 ]

 

Cualquier aporte que puedas realizar a esta sección será bienvenida. Gracias!!  Contáctanos.

Si algún material publicado en esta sección, esta protegido por derechos del autor u otra forma legal, avísanos por e-mail y lo retiraremos inmediatamente. Gracias!! Contáctanos.

 

   Navegante Vito DUMAS   "La leyenda continua......."