Vito Dumas La leyenda continua
 
     Navegante Vito DUMAS   "La leyenda continua......."       
 

[ Volver a Notas de sus Admiradores ]

 
 

"El Teorema de Dumas" - Por Roberto Alonso

Fuente: Navemundo
 
 

UN HOMENAJE ESPERADO

 

Con motivo de cumplirse los 100 años del nacimiento de Vito Dumas, el más grande navegante solitario, se trasladaron sus restos desde el cementerio de Olivos al Panteón de los Héroes Navales en la Chacarita, ceremonia solemne que se realizo el sábado 30 de septiembre, oportunidad en que el féretro, fue llevado a  bordo del ARA Cormorán a través del Río de La Plata, desde Olivos hasta Dársena Norte, acompañado por una inédita caravana náutica.

 
 
 
 

Hipótesis

 

Históricamente, el ideal liberal del hombre en su mas pura esencia representa un intento sincero y creativo de desenvolverse con justicia y honor en un nivel de pluralismo social.

 

Para que este ideal funcione debe existir un respeto reciproco de tal modo que, las diferencias de estilo o de preferencia no se interpreten como un reto o una afrenta; debe existir también confianza recíproca como forma de que las acciones no se interpreten tampoco como una imposición miope sobre los demás y;  una transparencia informativa de modo que todos los miembros de la sociedad pudieran confiar en la justicia de lo que se decide aunque no sea de su particular  agrado. Como muchos otros, he colaborado a que el reconocimiento implícito y latente en la sociedad argentina sobre Vito Dumas afloraba con fuerza hoy. Me cabe por lo tanto una autocrítica significativa: Creí- erróneamente en su momento que Dumas había sido olvidado.

 

 

Tesis

 

Ninguno de nuestros navegantes deportivos fue más reconocido moral y materialmente, ni conoció las mieles del éxito como Vito: Grado de Teniente de Navío de la Reserva Naval con uso de uniforme, pensión otorgada por el Congreso Nacional, le compraron su barco para ayudarlo, un cargo rentado en la Escuela de Náutica Deportiva, muchos amigos, agasajos y honores en su momento…

Solamente una pequeña parte de la sociedad náutica trato de encriptar su recuerdo, arrastrada sin duda por la temporalidad de las pasiones y avatares políticos egoístas. Injustamente para el ese periodo coincidió con el final de su propia existencia, por lo que no tuvo la revancha que casi siempre brinda el tiempo, para hacer aclaraciones.

Sin embargo su recuerdo fue inspiración permanente para que otros compatriotas navegaran sobre su estela: Celesia, Biasotti, Barragán, Mileo, López, Rodríguez, Forn, Nicoletti, Cufre, Rosenthal, Saint Martin…y tantos otros cuyos nombres omito sin intención (y me disculpo), son una prueba palpable de su legado. Para los argentinos –después de Dumas- la gesta del mar ya no fue una utopía. Su ejemplo era el mensaje.

Sin dobles intenciones, tenía e irradiaba confianza reciproca en una sociedad que le permitía destacarse. Aunque debieron pasar cincuenta años para este acto, los legatarios del mensaje no alteraron esa su presunción.

 

 

Demostración

 

El martes 26 de septiembre Vito cumplió 100 años de su natalicio. En las instalaciones del Yacht Club Puerto Madero se festejo el aniversario. Había olor a barcos, charreteras y estrellas doradas y mucho gusto a sal en esa reunión de amigos. Esta hermandad náutica catalizada sobre la memoria de Dumas, en la que no falto ni siquiera el navegante solitario ruso del barquito construido en el balcón, se propuso conseguir en ese acto que el 26 de Septiembre de cada año sea festejado el “día de la tradición náutica”.

 

Lo bueno si breve…dos veces bueno, diría  Gracián.

 

El sábado 30 de septiembre a las 10 hs. El ARA Cormorán zarpo del Puerto de Olivos llevando en cubierta con guardia de honor los restos del mas grande navegante solitario. Una extensa caravana de embarcaciones siguió el cortejo hasta el Yacht Club Argentino en Dársena. Con un sencillo pero emotivo acto, en el mismo lugar de zarpada y llegada de todos sus periplos históricos, se reivindico al héroe. Como se vera…nunca es tarde cuando la transparencia informativa poner cada cosa en su lugar.

 

La Armada Argentina asumió  a su insigne navegante cuya fama trascendió largamente las caprichosas fronteras  de la patria y le asigno un sitio merecido en el Panteón Naval para su descanso en paz. El Yacht Club Argentino en una magnifica actitud de respeto  reciproco (propia de los hombres de bien que lo integran) frente a la comunidad náutica local inmortalizó con una placa de bronce “in memoria” de Dumas su temporal olvido.

 

 

La Leyenda Continua

 

Ese sábado que por lo radiante alguno lo tacho jocosamente de peronista “La Capitana” navegaba rauda en la aleta de estribor del Ara Cormorán.

 

Me embargaba la emoción de haber colaborado en la resolución del teorema. Algunas gotas salpicaban mi cara.

Se estaba cerrando bien la ultima pagina de esta historia.

 

Abordo como duendes que habían invadido sin invitación mi barco venían muchos amigos: El querido Manolo (quien me dejo sueltas las piezas del rompecabezas), el escultor Hidelberg Ferrino (que las junto en el bronce), Ernesto Caracciollo (que lo conoció en el agua pero sin barco), el Decano Potilo (que prologó todos sus libros e incluso el nuestro), Coco Porretti (su admirador antiperonista), los Parodi padre e hijos (constructores de sus barcos), Hugo Merassi  quien siempre le alcanzaba un cabo aunque fuera de Guanzirolli), el coronel Julio Sócrates Fernández (admirador en la resistencia que también en su tiempo fue corrido) y tantos más…

 

Por cubierta correteaba chumbando de tanto en tanto como muestra de alegría, “Sirio”, el terrier pelo duro que seguía a Vito a todas partes. Con una aproximación perfecta de mi hijo en el timón para ponernos _a alcance de voz_ como nos decía el Nono Torre desde el puente del aviso de la Amada y mientras Agustín Vila (del Museo-Bar Dumas de Mar del Plata)  me pasaba una replica del sombrero sudeste, aprovecho Vito un descuido de los cadetes de guardia de honor para saltar y confundirse en abrazos agradecidos con todos nosotros:

 

-Prepárame un chocolate que hace tiempo que no tomo- le indico a Manolo Campos.

 

Después bajo cadenciosamente, recorrió el interior del barco y desde el tambucho de entrada le impartió una orden al timonel:

 

-Rumbo 90°!

 

Con semejante visita a bordo y como respuesta solamente atiné a encogerme de hombros.

 

El mundo político y oficial siguió el cortejo por tierra desde dársena norte para depositar sus huesos en el Panteón de los Héroes  Navales en el cementerio metropolitano de la Chacarita.

 

Pero el espíritu de Vito zarpo nuevamente con cientos de navegantes argentinos para dar una y mil veces batalla en el mar, crease o no…sin figurar en el despacho.

 

POR ESO Y SOLO POR ESO…NUNCA FUE OLVIDADO.

 
 
 
 

[ Volver a Notas de sus Admiradores ]

 

Cualquier aporte que puedas realizar a esta sección será bienvenida. Gracias!!  Contáctanos.

Si algún material publicado en esta sección, esta protegido por derechos del autor u otra forma legal, avísanos por e-mail y lo retiraremos inmediatamente. Gracias!! Contáctanos.

 

   Navegante Vito DUMAS   "La leyenda continua......."